domingo, 22 de enero de 2017

¿TGD o TEA?







¿QUÉ ES EL TGD?

El TGD Corresponde a las siglas Trastornos Generalizados del Desarrollo y es un término acuñado en el DSM- IV o Manual diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales (en inglés

Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) utilizado a partir de los años 70 que afecta en tres áreas fundamentales:

1)  Alteración en la interacción social/emocional

2)  Alteraciones o déficits en la comunicación

3)     La existencia de intereses y conductas restringidas y estereotipadas

(estos puntos se tratarán en profundidad dentro de la explicación de características principales del síndrome de asperger)

.

Dentro de la categoría de TGD que se incluyen en el DSM –IV existen cuatro secciones bien diferenciadas y una que abarca todas aquellas situaciones que, no reúnen los criterios requeridos para los otros grupos:

a)Trastorno autista b)Trastorno de Rett

c)Trastorno desintegrativo de la infancia d)Trastorno de Asperger

e) Trastorno generalizado del desarrollo no especificado


El trastorno autista  o “autismo”1
Corresponde al autismo infantil clásico o autismo infantil. Además de las características clínicas ya mencionadas, se caracteriza por un diagnóstico muy temprano, habitualmente antes del tercer año, debido a que las características están mucho mas acentuadas y suele asociarse en la mayoría de los casos, debido a un mal diagnóstico, con el retraso mental.

El trastorno de Rett o “Síndrome de Rett”

Presenta características clínicas propias como desaceleración del crecimiento cefálico o movimientos estereotipados de manos muy característicos. Se incluye dentro de los TGD porque SOLO durante primeros años comparte las mismas áreas comportamentales para el diagnóstico. Al cabo de ese tiempo se va alejando y, aunque existe una mejoría en la interacción social, también se da un agravamiento en el déficit cognitivo así como una pérdida de destrezas adquiridas (especialmente las motoras) con severo deterioro del lenguaje, es decir, una degeneración tanto en el plano físico como en la comunicación. Esto hace que tenga un curso evolutivo y pronóstico diferente al resto de los TGD.

El trastorno desintegrativo infantil o “Síndrome desintegrativo de la infancia”,

Comparte el mismo cuadro clínico que el anterior, y generalmente se asocia su degradación a una patología metabólica o neurológica .Estas dos últimas categorías son consideradas por algunos autores como “trastornos profundos del desarrollo desintegrativo”, por su característico perfil evolutivo anterior al deterioro progresivo.





1 pongo estos segundos nombres ya que serán los que siempre utilice para referirme a todas las categorías. Me parecen nombres mas coloquiales y fáciles de recordar. Aparte creo que añaden mas humanidad y empatía que si los llamamos

“trastornos”, ya que esta palabra adquiere un significado peyorativo en la mayoría de las situaciones.


El trastorno de Asperger o “Síndrome de Asperger (SA)”

Comparte características con el autismo clásico, como las alteraciones cualitativas en la interacción social y los repertorios restringidos y repetitivos, pero no tiene déficit intelectual. Estos pacientes adquieren un lenguaje fluido aun cuando siempre aparecen alteraciones variadas en la pragmática.

El Trastorno profundo del desarrollo - no especificado (PDD-NOS)
Se le representa como un gran “círculo”, pues reúne cuadros clínicos que son una mezcla de las diferentes características de los otros grupos pero que en conjunto, hay mas personas diagnosticadas que en el autismo clásico o el SA, aunque, al mismo tiempo, su diagnóstico requiere de una mayor complejidad.

Algunos autores plantean que es frecuente que esta categoría sea utilizada con distintos objetivos, lo cual hace más compleja su delimitación.

1.  Como diagnóstico provisional

2.  Para ubicar cuadros mas leves que el autismo, que no respondan a las características del asperger, es decir, que generalmente tengan un menor componente autista.
4.  Algunos autores proponen la inclusión en esta categoría de una serie de trastornos que no están incluidos en forma independiente en el DSM-IV, tales como: el trastorno semántico-pragmático, el trastorno múltiple y complejo del desarrollo (MCDD), el multiple developmental impairment (MDI) entre otros. Continúa siendo esta una zona que requiere mayores estudios y delimitaciones que intenta solucionarse con el término de TEA como veremos mas adelante.


¿QUÉ ES EL TEA?




Los TEA que corresponden a las siglas Trastornos del Espectro Autista se definen como una disfunción neurológica crónica con fuerte base genética que desde edades tempranas se manifiesta en una serie de síntomas basados en una tríada de trastornos que afectan en la interacción social, comunicación y falta de flexibilidad en el razonamiento y comportamientos.

Este término fue por primera vez utilizado por Lorna Wing. En la siguiente fotografía queda mejor explicada su visión.

figura2





                                  




2 Estos estudios permiten ver que ambos grupos tienen características
centrales en común, aun cuando estos abarcan una amplia gama de presentaciones clínicas

y de gravedad


VENTAJAS Y DIFERENCIAS ENTRE TGD Y

TEA

Este apartado hace alusión a la problemática señalada para los TGD con la diferencia de que, cuando un individuo no cumple todos los criterios diferenciales diagnósticos de alguno de los 5 trastornos anteriormente nombrados se engloba en los TEA. De forma que en los TEA están incluidas desde aquellas personas con un alto grado de afectación, pasando por otras con una afectación menos grave hasta llegar a quienes presentan únicamente rasgos y rozan la normalidad.

Por tanto, una persona con síndrome de Asperger, se encuentra dentro tanto de los TGD como de los TEA. A su vez, puede que haya una persona con rasgos de síndrome de Asperger, pero sin llegar a manifestar todos los indicados en el DSM-IV ni de suficiente gravedad como para diagnosticar este síndrome. Sin embargo, esta persona sí se encontraría dentro de los TEA.

De hecho, este es uno de los puntos positivos de esta definición, ya que no intenta encuadrar a las personas con esta problemática dentro de una categoría diagnóstica determinada (es decir, autismo, síndrome de Asperger, etc.), ES LIBRE DE ETIQUETAS pero sí reconoce sus dificultades, es decir, se basa más en características cualitativas de las personas. aunque no cumpla con los requisitos de forma exacta de alguno de los trastornos comentados más arriba .




EL DSM-V




Es un manual oficial que contiene una clasificación de todos los trastornos y enfermedades mentales que proporciona


descripciones claras de las categorías diagnósticas, con el fin de que las personas que ejercen la medicina o cualquier campo de la psicología puedan diagnosticar, estudiar e intercambiar información sobre su contenido.

Su evolución entre los años ha sido la siguiente:

DSM-I y en el DSM-II (1952 y 1968) el Autismo era considerado un síntoma de la Esquizofrenia.

DSM-III (1980) se comenzó a hablar de Autismo Infantil. DSM-III- R (1987) se incluyó el Trastorno Autista.

DSM-IV-TR (2000) se definen cinco categorías diagnosticas dentro de los Trastornos Generalizados del Desarrollo

La nueva versión el DSM-5 (2013) se habla de una única categoría, el Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) que pretende solucionar los problemas asociados al TGD.

En los últimos años, englobados bajo la denominación de

“trastornos del espectro autista”, según el DSM-V los campos conocidos como autismo, SA y PDD-NOS los serán considerados como diferentes presentaciones y grados de una misma condición patológica. El autismo, de acuerdo a esta clasificación, es el cuadro más severo del espectro, mientras que Síndrome de Asperger sería el menor, siendo las diferencias, mas cuantitativas en cuanto a las dificultades en las áreas, que cualitativas .

Al final de este post colgaré dos artículos de periódico con lo referente a este tema




¿Y EL AUTISMO DE ALTO

FUNCIONAMIENTO?


Se usa la denominación Autismo de alto funcionamiento para referirse a aquellas personas con autismo que no tienen una afectación muy grave de las capacidades cognitivas y de su nivel de lenguaje. Por tanto, son personas que se parecen a aquellas que están diagnosticadas de síndrome de Asperger y se encuentran más alejadas de aquellas que presentan un Trastorno autista. Sin embargo, aunque se use este término, no está recogido en el DSM-IV (Manual de los trastornos mentales) ni en la CIE-10 (Clasificación internacional de enfermedades de la Organización mundial de la salud) por lo que realmente carece de validez diagnóstica y como hemos visto, en el DSM-V todo forma parte de una misma categoría diagnóstica: los TEA.

En las investigaciones que se han realizado hasta el momento no se han encontrado datos concluyentes que determinen si las personas con Autismo de alto funcionamiento y síndrome de Asperger realmente manifiestan alguna diferencia o no en distintos niveles (etiología, aspectos genéticos, patrones cognitivos o conductuales, etc.).



5 comentarios:

  1. La verdad es que el autismo no es un simple transtorno sino una familia de muchos tipos de transtornos que alteran principalmente la conducta social desde los casos mas leves como nosotros los asperger hasta los casos mas graves como los autistas profundos. El origen de los TEA es controvertido y multifactorial

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que el autismo no es un simple transtorno sino una familia de muchos tipos de transtornos que alteran principalmente la conducta social desde los casos mas leves como nosotros los asperger hasta los casos mas graves como los autistas profundos. El origen de los TEA es controvertido y multifactorial

    ResponderEliminar
  3. Muy bien explicada esta singularidad de enfocar e interpretar el mundo que nos rodea. No es una enfermedad ya que no hay nada que curar.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien explicada esta singularidad de enfocar e interpretar el mundo que nos rodea. No es una enfermedad ya que no hay nada que curar.

    ResponderEliminar
  5. Hola, me llamo Cristina como tú y soy maestra de infantil, en la actualidad tengo un niño con Asperger y la verdad que la Consejería no ayuda mucho para llevar a cabo el trabajo con él, estoy un poco desesperada pues intento poner todo mi entusiasmo en ayudarle y que se sienta un niño feliz pero hay veces que estoy un poco desbordada pues no sé como debería actuar ante sus comportamientos, no le regaño apenas solo le corrijo con mucho cariño. Me podrías ayudar y darme algunas pautas para poder llevar mejor esta situación? me he dirigido a ti pues buscando información y varios blogs al ver que tu también habrás pasado por varias situaciones similares sabrás mejor que nadie como ayudarme. muchísimas gracias por todo. te dejo mi correo por si te resulta mas cómodo contestarme.
    Un saludo muy cariñoso.
    crispi_malaga@hotmail.com

    ResponderEliminar